EQUO Cantabria pide una actuación urgente y decidida de la CROTU para paralizar la destrucción del bosque de Loredo.

  • Según el partido ecologista la tala está afectando a suelo protegido por el POL y por el futuro Plan General de Ordenación de Ribamontán al Mar.
  • EQUO considera que ha habido “un fallo multiorgánico” de la administración del Gobierno de Cantabria, y considera como principal responsable de la agresión al Servicio de Montes de la Dirección General del Medio Natural.
  • Se reclama que la Consejería de Medio Ambiente cumpla con el POL comprando los terrenos afectados y poniendo en marcha un plan especial para la regeneración del sistema dunar y la restauración de los espacios degradados.

Desde hace unos días se viene produciendo en el bosque del pueblo de Loredo (Ribamontán al Mar), cerca de la playa de Los Tranquilos, una tala que ya sobrepasa los doscientos ejemplares de gran porte de pino radiata que está afectando además gravemente al sotobosque, eliminando especies protegidas. A pesar de la intervención de activistas y vecinos y de la orden de paralización por parte de la Dirección General de Urbanismo en una parte de la zona afectada, al día de hoy continúa inexplicablemente la tala de arbolado en suelo protegido.
La agresión producida en el bosque, más allá de las consecuencias para la ecología y la protección de los ecosistemas de la zona de Somo-Loredo-Langre de altísimo valor ambiental y paisajístico, refleja según EQUO Cantabria “un fallo multiorgánico de las diferentes administraciones que se supone debieran velar por la legalidad y por la protección del medio ambiente”. “Tan solo los vecinos y vecinas han estado a la altura de las circunstancias”, dice el partido ecologista, “pues son quienes han denunciado la situación enviando correos y escritos a la CROTU y a la Consejería de Medio Ambiente”. EQUO reconoce la rápida intervención de Rosa Eva Tezanos paralizando la obra en la Zona de Servidumbre de Costas pero es valorada como insuficiente.

“la descoordinación entre las consejerías y departamentos del gobierno de Cantabria es más que evidente”

 

La tala solicitada por el propietario del bosque para realizar “labores de clareo” (“clareo” que implicaría la tala de cerca de 500 pinos) tiene la autorización del Servicio de Montes de la Dirección General del Medio Natural del gobierno de Cantabria, y según Juantxu Bazán, responsable de Medio Ambiente de EQUO Cantabria “no puede entenderse esta autorización en un suelo que está clasificado por el Plan de Ordenación del Litoral como Área Estratégica Ambiental para hacer un aprovechamiento forestal contraviniendo los usos previstos por el POL, que son la regeneración ambiental y la recuperación del sistema dunar, ni que esto se haya permitido por una administración que tiene la obligación de conocer el ámbito de protección del POL”. Según Bazán, “la descoordinación entre las consejerías y departamentos del gobierno de Cantabria es más que evidente, y que la CROTU haya conocido esta agresión por la actuación de los vecinos deja en entredicho su diligencia”.

 

 

La zona afectada está también protegida por el futuro Plan General de Ordenación Urbana aprobado provisionalmente por el Ayuntamiento de Ribamontán al Mar que clasifica la zona afectada por la tala como Suelo Rústico de Protección Ecológica, “por lo que también estarían prohibidas las actividades forestales, aunque estas se denominen bajo el eufemismo de ‘labores de clareo’”, según la opinión de EQUO Cantabria, que también considera que “la actuación del Ayuntamiento ha sido colaboradora con la agresión a sabiendas de que se estaba actuando en zona protegida”.

Paralización urgente y decidida actuación para la restauración ambiental en la zona.

EQUO Cantabria reclama una actuación decidida y urgente para frenar la destrucción del bosque de Loredo como única forma de enmendar esta cadena de errores que sigue produciéndose a pesar de las evidencias de ilegalidad (en la tarde del martes 21 de febrero siguen talándose árboles). “No es admisible este desconcierto entre administraciones de un mismo gobierno”, señala Juantxu Bazán, “es a la CROTU a quien corresponde paralizar inmediatamente esta tala por incumplimiento del POL, pero por esa misma razón, la Dirección General del Medio Natural debería revocar ipso facto la autorización, so pena de incurrir incluso en responsabilidades penales”.

 

El partido político ecologista insta asimismo a la consejería de Medio Ambiente a que se ponga a trabajar para la elaboración de un Plan Especial que desarrolle la Actuación Estratégica Ambiental de Somo – Loredo aprobada por el POL y cumplir con sus objetivos: la recuperación paisajística y protección de los hábitats, la recuperación ambiental del sistema dunar, la restauración ambiental de espacios degradados, y la compra de los terrenos por la consejería de Medio Ambiente.
Mesa de Coordinación de Equo Cantabria, a 21 de febrero de 2017