EQUO CANTABRIA denuncia la esquizofrenia e hipocresía del Gobierno de Cantabria en el trato dado al Bosque de Loredo y pide que se apruebe de forma urgente la elaboración de un Plan Especial de Restauración Ambiental de la zona.

  • El partido ecologista aplaude la segunda paralización de la tala en la Zona que no es de Servidumbre de Costas, pero se lamenta de que llega demasiado tarde, y presenta alegaciones para la paralización total de la tala del Bosque de Loredo.
  • La vicepresidenta debe enmendar inmediatamente, aplicar el POL y poner en marcha un Plan Especial para la restauración ambiental del Somo – Loredo.
  • En el Escrito de Alegaciones a la nueva solicitud del promotor en Zona de Servidumbre de Protección, EQUO Cantabria afirma que además de incumplirse el POL, se incumple también la Ley de Costas.

 

Un nuevo hecho se ha producido este pasado jueves, 6 de abril, en esta ocasión favorable a la causa para defender el Bosque de Loredo. Se trata de la segunda paralización de la tala forestal del bosque que, según EQUO Cantabria, se espera sea definitiva y ayude a cerrar un lamentable episodio de esquizofrenia administrativa y de hipocresía política en el tratamiento que el Gobierno de Cantabria está dando al medio ambiente. “La paralización” a decir de la portavoz de EQUO CANTABRIA, Lola Póliz, “es de aplaudir, sobre todo a los vecinos y vecinas que han estado insistiendo y denunciando esta salvajada, pero llega demasiado tarde, cuando prácticamente se ha destruido casi todo el bosque de Loredo… ni la Consejería de Medio Rural ni la de Medio Ambiente han estado a la altura de las circunstancias”. “La sensación”, dice Póliz, “es muy agridulce y no se nos escapa que esto es algo que se debería haber evitado; habría bastado que la Dirección General de Medio Natural o la CROTU hubieran consultado a personas expertas en restauración ambiental para darse cuenta que una tala de pinos como la que se estaba llevando a cabo en el bosque de Loredo es un procedimiento destructivo para la conservación de los hábitats que deben ser protegidos”.

“Es un caso de esquizofrenia administrativa”

“Es un caso de esquizofrenia administrativa”, dice Juantxu Bazán, responsable de Medio Ambiente y Urbanismo de EQUO CANTABRIA, “porque tenemos a dos consejerías, la de Medio Rural, por una parte, y la de Medio Ambiente por otra, que tienen propensión a distorsionar la realidad y no se aclaran, que aún no saben lo que compete a una y a otra y han metido la pata, dando la autorización una, cuando le compete a la otra”.

EQUO Cantabria ya denunció el pasado 12 de marzo, la descoordinación entre la Dirección General de Medio Natural y la CROTU, asegurando que la competencia para autorizar la tala no le corresponde a la Dirección General de Medio Natural, sino a la CROTU, al estar el bosque de Loredo en una zona afectada por el POL en la que está pendiente desarrollar una Plan Especial para la Restauración Ambiental (la AIE-Amb Somo-Loredo) según las previsiones del POL, el Plan de Ordenación del Litoral aprobado por el Gobierno de Cantabria en el año 2014. La autorización dada sería un acto nulo de pleno derecho por estar autorizado por órgano incompetente.

“esta tala es una acto de soberbia y de hipocresía”

Pero además”, sigue Bazán, “esta tala es una acto de soberbia y de hipocresía, pues la Dirección General de Medio Natural no quiso dar marcha atrás a sabiendas de que no estaba haciendo lo correcto y presenta la tala del bosque de Loredo como algo positivo para la regeneración ambiental del sistema dunar de Somo – Loredo, cuando saben que la tala ni puede ser autorizada ni es el método que corresponde para hacer una verdadera regeneración del sistema dunar; esto no hay experto que lo soporte”. En este sentido, en la sesión del parlamento de Cantabria del pasado lunes 3 de abril, en la que se debatió la interpelación del grupo Podemos sobre la tala del Bosque de Loredo, el consejero de Medio Rural, Jesús Oria, parecía bastante abrumado aguantando la intervención de la diputada de Podemos, Vero Ordóñez, que tachó de “soberana barbaridad” lo acontecido en Somo – Loredo, diciendo que “como el gobierno de Cantabria en trece años no ha sido capaz a de desarrollar las normas de protección del POL podemos permitir una tala forestal porque es lo que se hacía antes ¿entiende, señor Oria, que eso no hay dios que lo entienda?”

Es significativo, según EQUO Cantabria, que la persona que impulsó el POL desde la dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Miriam García, experta en derecho ambiental haya calificado lo acontecido en Somo – Loredo como un “acto de perversión del POL”,

La responsabilidad sobre el futuro del bosque de Loredo recae ahora en la vicepresidenta y consejera de Medio Ambiente Rosa Eva Díaz Tezanos.

Después de este error de fatales consecuencias, EQUO CANTABRIA entiende que es ahora la vicepresidenta del Gobierno de Cantabria quien debe enmendar y poner las cosas en su sitio y reparar el daño producido, asumiendo que todo lo referido en relación al bosque de Loredo nunca debiera haber salido de la competencia de la Consejería de Medio Ambiente, para lo que se precisa poner en marcha urgentemente el Plan Especial de Somo – Loredo en desarrollo de la AIE – Ambiental del POL, algo que lleva aparejado la adquisición de los terrenos. De hecho, la CROTU, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, deberá resolver en breve sobre la solicitud de los administradores concursales de Emilio Bolado S. A. para continuar la tala en la Zona de Servidumbre de Protección de Costas que había sido autorizada por la Dirección General de Medio Natural, para días más tarde retractarse de su error, cuando ya se había talado más de la mitad del arbolado de esa zona del bosque.

A este respecto, el pasado jueves, EQUO Cantabria ha presentado escrito de alegaciones contra la autorización de la tala en Zona de Servidumbre de Protección de Costas, en el que se denuncian irregularidades en el trámite de información pública como el incumplimiento de la Ley de Transparencia, la falta de informes técnicos y jurídicos que motiven la realización de la tala en suelo protegido por la ley de Costas, o la ausencia de un proyecto de restauración ambiental, condición que hubiera servido para compensar los daños que ya se produjeron con la primera autorización de la tala que fue parada por la CROTU en la que se talaron prácticamente la mitad del pinar además de arrasar con el suelo, arrancando especies autóctonas y de sotobosque en suelo protegido por el POL y la legislación de Costas.

“Incumplimiento del Reglamento de la ley Costas”

Uno de los argumentos más contundentes que se exponen por parte de EQUO Cantabria es el incumplimiento del Reglamento de la ley Costas, que en su art. 43.7 señala que solo puede permitirse la tala de árboles “siempre que sea compatible con la protección del dominio público y no merme significativamente las masas arboladas, debiendo recogerse expresamente en la autorización la exigencia de reforestación eficaz con especies autóctonas, que no dañen el paisaje y el equilibrio ecológico”. Para la EQUO Cantabria, según se recoge en su escrito, “a la vista de la legislación de Costas no debería autorizarse nunca una tala si no se incluye un proyecto de reforestación con especies autóctonas, lo que confirma el grave error en la autorización de la primera tala que esperamos no se vuelva a repetir”. Además, se añade que “la cautela ha de ser aún mayor teniendo en cuenta que el bosque de Loredo se asienta sobre un sistema dunar, espacio considerado por la Ley de Costas como una unidad ambiental muy sensible, razón por la que en el año 2004, con la aprobación del POL (Plan de Ordenación del Litoral) el gobierno de Cantabria incluyó todo esta zona como Área Estratégica Ambiental a desarrollar mediante un Plan especial”.

Juantxu Bazán se lamenta de que “justamente las actuaciones ambientales que proponía el POL, además de la de Somo-Loredo, la de Cuchías, y la de la Ría de Cubas, son las que han quedado arrinconadas en el olvido, tras catorce años en los que la Consejería de Medio Ambiente no se ha ocupado de impulsar iniciativas para su desarrollo, lo que deja en papel mojado una ley que fue un avance importante para la protección del litoral de Cantabria… Ahora la vicepresidenta tiene la oportunidad de recuperar el tiempo perdido comenzando por impulsar el Plan Especial de Somo-Loredo; vamos a esperar a ver qué pasa”.

Nota de prensa aprobada por la Mesa de Coordinación de EQUO CANTABRIA